jueves, 5 de marzo de 2015

Por estos lugares pasó la muerte

Son sitios cotidianos, de tránsito diario para los habitantes del municipio de Alejandría, pero quedaron marcados como lugares donde ocurrieron hechos de violencia. Sitios para recordar, más que a una época de zozobra, a las personas que allí sufrieron.



El callejón de la Virgen fue escenario de las primeras muertes en la cabecera urbana. Este es el inicio de un camino veredal en el que fueron asesinadas varias personas. Se encuentra ubicado apenas a un par de cuadras del hospital y al momento del período de violencia en sus orillas habitaba un mayor número de personas de las que viven hoy.





En este punto, en lo alto de una colina de la vereda La Inmaculada, están sepultados más de 20 cadáveres de combatientes de la guerrilla y de los paramilitares. Los cuerpos quedaron regados por la zona después de un fuerte enfrentamiento entre ambos grupos que comenzó el martes 31 de julio de 2001 y que duró tres días. Este lugar fue declarado camposanto.


Los campesinos resistentes en estas montañas de la vereda La Inmaculada dicen que de milagro no murieron civiles en aquella batalla que protagonizaron guerrilleros y paramilitares a partir del martes 31 de julio de 2001, pues el fuego de lado y lado fue en medio de ellos. A raíz de esos hechos, unos 500 habitantes de la zona tuvieron que desplazarse al pueblo y a otros lugares.


Este espacio de recreación del área urbana también fue testigo de la violencia que azotó al municipio. Allí se dejaron de ver niños y jóvenes, y se pasó a encontrar cuerpos sin vida y miembros de los grupos al margen de la ley. Hoy, en el sector se vive en calma.


Suena irónico y doloroso por el nombre que tiene, pero ocurrió así: esta vía, que conduce al matadero municipal, fue el camino por el que pasaron muchas personas que instantes después serían asesinadas por los grupos armados ilegales.


La vereda La Sabina tiene el registro de al menos 6 muertos. Debido a la violencia, las bellas zonas rurales dejaron de ser visitadas por personas distintas a los habitantes tradicionales.



El río Nare, la principal arteria fluvial de la localidad, recibió cadáveres de personas que aún hoy se encuentran desaparecidas. El municipio es conocido como La Perla del Nare.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario