sábado, 14 de marzo de 2015

En busca del progreso económico

El municipio de Alejandría no ha logrado establecer procesos de desarrollo que lleven al bienestar y a un verdadero crecimiento económico de la población. Aún se avanza en la recuperación de muchas iniciativas, en especial en las zonas rurales, que frenó el conflicto armado.




La realidad económica en Alejandría es bastante compleja, pues no se tienen grandes empresas que generen muchos empleos, hay carencia de procesos que lleven al desarrollo agrario, no hay una suficiente infraestructura comunitaria y existe una variedad de inconvenientes que han traído bajos ingresos a la población. Por ende, la localidad presenta preocupantes índices de pobreza.

Hoy, la economía local se mantiene gracias a la siembra de cultivos tradicionales producidos para el autoconsumo y para comercialización en una pequeña porción.

Los principales productos agrícolas son plátano, fríjol, granadilla, aguacate, maracuyá, guayaba, lulo y tomate de aliño, los cuales generan excedentes que se venden a intermediarios en la cabecera municipal.​ Del mismo modo, el café, la caña y el fríjol, así como productos apícolas como la miel y el polen, permiten generan ingresos a las familias campesinas.




La falta de programas educativos de formación para el trabajo es uno de los aspectos que ha influido en el poco progreso de Alejandría en materia de empleo. Según diagnóstico del Plan de Desarrollo Municipal, en la mayoría de casos el pago que se da es menor a un salario mínimo.



El plátano es uno de los productos base para el sostenimiento de este municipio.Lo siembran campesinos minifundistas con poca inversión técnica, situación que lleva al deterioro del suelo y a una menor productividad de los cultivos.




Entre 2007 y 2008, la caficultura sufrió una caída que tuvo mucho impacto entre el campesinado. Sin embargo, este renglón económico se ha reactivado y por el momento es uno de los más importantes para el sostenimiento de la economía local.




El municipio no cuenta con un espacio físico como una plaza de mercado que permita más comodidad a las actividades comerciales. Los fines de semana, principalmente, se comercializan productos básicos como granos, legumbres, carnes y misceláneos, en el parque principal.




La economía es uno de los aspectos que busca fortalecer la política de gobierno de la actual administración municipal. Para ello se desarrollan proyectos de generación de empleo para lo urbano y lo rural, en cuatro sectores básicos: turismo, agrario, bienes y servicios, y minería.



Uno de los grandes atractivos del municipio es su riqueza hídrica. Sus ríos, quebradas, cascadas y un lago artificial, el embalse San Lorenzo que es utilizado para la generación de energía, son potenciales destinos para el turismo ecológico. En la foto, el balneario Nudillales, en la cabecera municipal.



Uno de los principales problemas es la escasa vocación empresarial de los productores, debido a un deficiente acompañamiento y asistencia a grupos organizados, la falta de programas educativos de formación para el trabajo y la ausencia de políticas para la producción y la comercialización agrícola.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario